Gran Canaria es una isla con multitud de rutas para los apasionados del cicloturismo y el contacto directo con la naturaleza. Ya sea en la modalidad de descenso o en trayectos de larga distancia, la bicicleta es un aliado perfecto para conocer parajes indescriptibles.

El entorno natural que ofrece la Isla de Gran Canaria la hacen merecedora del calificativo de «continente en miniatura». Los amantes del deporte disponen de un sinfín de alternativas que combinan el ejercicio con el disfrute de  frondosos paisajes en el interior, y espectaculares zonas costeras. El suave clima que reina en la Isla a lo largo del año convierte las rutas en bicicleta son algunas de las mejores alternativas turísticas en Gran Canaria.

Gran Canaria es el lugar perfecto para escapar del invierno con sus 128 playas y 24º centígrados para disfrutarlas todo el año. Sin embargo, pocos conocen la zona centro montañosa, que es un paraíso para la práctica del mountain bike.

Por su morfología, la isla es montañosa y con paisajes verdaderamente abruptos y espectaculares. Aquí las rutas, tanto las de montaña como las de carretera, se caracterizan por la ausencia casi total de llanos y la presencia constante de piedras que se debe a su origen volcánico.

Para más información sobre Gran Canaria visite: www.grancanaria.com